¿Qué es y cómo funciona un tubo fluorescente?

El uso de lámparas incandescentes ha ido disminuyendo con el paso del tiempo. Tanto es así, que se ha hecho evidente el avance de la tecnología incluso en la manera como se iluminan los ambientes. Cada vez es más común encontrar diferentes espacios iluminados con un sistema energético eficiente y de bajo consumo: las lámparas fluorescentes. 

En vista del uso tan extendido que ha ganado este medio de iluminación, es bueno que conozcas cómo funciona un tubo fluorescente y la manera como aprovecha el calor para generar luz. Debes tener en cuenta que la tecnología fluorescente fue patentada comercialmente en 1938 y la forma que se conoce hoy, es decir, los tubos fluorescentes que encienden por precalentamiento, se presentaron al público inicialmente en 1939.

cómo funciona un tubo fluorescente

Funcionamiento del tubo fluorescente

Hay que resaltar que un tubo fluorescente está formado por vidrio recubierto de fósforo en su parte interior, que a su vez tiene en su interior argón y una mínima cantidad de mercurio. Este sistema se activa gracias a unos electrodos o conductores eléctricos incorporados a cada extrema del tubo. El tubo fluorescente funciona de la siguiente manera:

  1. Cuando enciendes la lámpara fluorescente por medio del interruptor eléctrico, se activan los electrodos incorporados a cada extremo del tubo. Automáticamente el electrodo negativo se calienta hasta el punto de producir electrones con carga negativa. Estos electrones negativos fluyen alrededor del circuito eléctrico.
  2. Posteriormente, los electrones con carga negativa atraen al electrodo positivo y este flujo de electrones cuando llegan al encendedor térmico origina una chispa que induce al gas neón contenido en el interior del tubo para que se encienda. El calor producido por el gas neón cierra el contacto eléctrico del encendedor térmico o cebador.
  3. Después de que el contacto eléctrico del cebador se haya bloqueado, la circulación de corriente eléctrica permitirá que los filamentos se enciendan y que se apague el neón.
  4. Una vez establecido este ciclo, la corriente eléctrica que circula en el interior del tubo actúa de modo que los electrones chocan con los átomos del gas argón, produciendo iones y electrones libres que se mueven libremente entre ambos extremos del tubo.
  5. Los electrones libres producidos, también chocan con algunos átomos de mercurio presentes en el tubo, transformándose del estado líquido al gaseoso gracias a la energía liberada por los electrones. A su vez este proceso descrito anteriormente, provoca que los electrones liberen luz ultravioleta.
  6. Posteriormente a este proceso, la luz ultravioleta liberada actúa contra la capa de fósforo aplicada en el lado interior del tubo y este choque activa los átomos de fósforo, produciendo fotones de luz blanca fluorescente.
  7. Por último, el choque continuo de electrones en movimiento permite que estos se mantengan calientes aunque los filamentos estén apagados.

Todo este proceso descrito hasta ahora, permite mantener activo el ciclo iniciado una vez que se enciende el tubo con el interruptor eléctrico. Por su parte, los átomos de vapor de mercurio y los átomos de fósforo se mantendrán activos en un ciclo que termina solo cuando se interrumpe la energía eléctrica.

¿Qué es y cómo funciona un tubo fluorescente?
4.8 (96%) 5 votes
Si te ha gustado, ¡no olvides compartirlo!

¿Qué opinas tú?