¿Qué es y cómo funciona un interruptor termomagnético?

La mayoría de las instalaciones eléctricas actuales son susceptibles a las bruscas fluctuaciones de corriente, que pueden causar graves daños a los electrodomésticos o a cualquier otro equipo conectados a ellos, es por esta simple razón, que los interruptores termomagnéticos gozan de tanta popularidad hoy en día.

Su importancia es tan grande que a nivel mundial todas las constructoras están obligadas a integrarlas en cada una de sus obras.

¿Qué es un interruptor termomagnético?

Un interruptor termomagnético es un aparato de pequeñas dimensiones, capaz de suspender el paso de la corriente eléctrica en un circuito cuando se detectan valores máximos al límite establecido. Esta función la lleva a cabo cuando se produce una sobrecarga del circuito, es decir, una alta corriente durante un periodo prolongado o cuando ocurre un corto circuito, o sea la circulación repentina de una altísima corriente. En el primer caso utiliza su sensor térmico y en el segundo se vale de su sensor de campo magnético.

significado de interruptor termomagnético 2

¿Cómo es el funcionamiento de un interruptor termomagnético?

El funcionamiento del interruptor termomagnético se fundamenta en el campo magnético y en el calor, dos efectos causados por la circulación de la corriente eléctrica en cualquier conductor. Con base en esto, el dispositivo se constituye por un electroimán que responde a las variaciones magnéticas y una lámina bimetálica como sensor de la temperatura.

Cuando la corriente pasa por el electroimán se produce una fuerza que genera un campo electromagnético que atrae fuertemente a un núcleo, cuando el campo adquiere la fuerza suficiente para arrastrar al núcleo completo, se abre el circuito.

En otras palabras, el efecto mecánico del electroimán abre el circuito solo si se da el caso de que la intensidad de la energía eléctrica sobrepasa cierto límite, no obstante, estos valores máximos pueden ser modificados en cualquier momento, es por ello que los fabricantes han desarrollado diferentes interruptores electromagnéticos que detienen la corriente cuando excede distintos valores.

Por otro lado, se encuentra la lámina bimetálica que abre los circuitos a través de su habilidad para dilatarse y disipar el calor, esta parte es la encargada de proteger los componentes eléctricos cuando se presenta una sobrecarga.

¿Cómo está conformado un interruptor termomagnético?

Una vez conocido el funcionamiento del interruptor termomagnético, es de interés saber cuáles son las piezas que conforman este interesante dispositivo.

La bobina de flujo magnético es la encargada de disparar rápidamente el interruptor ante un cortocircuito, la placa bimetal (hecha de dos metales de diferente coeficiente de dilatación) asegura el disparo por sobrecarga, el contacto móvil es el componente que abre el circuito y la cámara de extinción que funciona como un disipador de arcos eléctricos, que son las chispas que se generan al interrumpir una alta corriente.

Tipos de interruptores termomagnéticos

Los tipo de interruptores de esta clase son determinados por la curva característica que posean, dicha curva dictamina el tiempo de acción que va a tener el interruptor de acuerdo a una determinada intensidad de corriente, llamada nominal, que es el límite máximo de operación en condiciones normales. Sus dispositivos térmico y magnético internos actuarán si se detecta una corriente superior a la nominal en cierto factor.

Los interruptores de curva B tienen un efecto térmico con una intensidad que oscila entre 1,1 y 1,4 veces la nominal, mientras que su efecto magnético es de entre 3 y 5 veces la intensidad nominal. Se instala en zonas residenciales con consumo energético limitado.

Los modelos de curva C presentan un efecto térmico similar a los de la curva B , pero su efecto magnético es de 5 a 10 veces la corriente nominal. Su uso aplica para domicilio sin restricciones eléctricas.

La curva D está indicada para territorios industriales. Su efecto térmico es de 1,1 a 1,4 veces la corriente nominal y su efecto magnético es de aproximadamente 14 veces la corriente nominal.

La curva MA son potentes interruptores electromagnéticos que responden a corrientes 12 más elevadas que la nominal.

La curva Z resguarda de modo eficaz aquellas instalaciones que cuenten con componentes electrónicos; su efecto térmico es idéntico a los interruptores de curva B, no obstante, su efecto magnético va de 2,4 a 3,6 veces la corriente nominal.

¿Qué es y cómo funciona un interruptor termomagnético?
4.8 (96%) 5 votes
Si te ha gustado, ¡no olvides compartirlo!

¿Qué opinas tú?