¿Qué es y cómo funciona un interruptor diferencial?

La función básica del interruptor diferencial es proteger a las personas de posibles accidentes en el hogar o lugar de trabajo, producto de contactos directos o indirectos con artefactos o cableados eléctricos.

Para cumplir con esa importante función de seguridad, los interruptores diferenciales miden la diferencia de corriente eléctrica entre la fase y el neutro. Cuando se detecta una diferencia entre la salida y la entrada de corriente eléctrica, el dispositivo se activa e interrumpe el paso de la corriente.

funcionamiento de un interruptor diferencial

Funcionamiento del interruptor diferencial

A veces algunos se preguntan ¿Cómo funciona el interruptor diferencial? Este dispositivo tiene un funcionamiento sencillo. Internamente posee un núcleo toroidal donde se enrollan los cables cuya corriente se desea monitorizar. En los polos de entrada del interruptor se conectan los cables fase y neutro (dependiendo del modelo utilizado). En estos cables existe una diferencia de potencial (voltaje o tensión) y es desde ella que fluye la energía eléctrica.

Si por el cable fase entra una corriente determinada, esa misma cantidad de amperios debe salir por el cable de neutro. Mientras esto suceda, el interruptor permanece inmóvil, pero si ocurriere una diferencia de corriente, aunque sea mínima, entre la que entra y la que sale, se estaría en presencia de una fuga de corriente y el interruptor la detectaría de manera inmediata.

El interruptor diferencial solo interviene cuando una parte de la corriente se dispersa a tierra. Si la masa metálica no está conectada a tierra a través del sistema de dispersión, no habrá este flujo de corriente y el diferencial no intervendrá hasta tanto una persona toque la masa metálica. En ese punto, el diferencial interrumpirá la corriente para salvar a la persona, pero en cualquier caso recibirá por una fracción de segundo una descarga eléctrica que siempre es preferible evitar.

El interruptor diferencial, calcula la corriente que fluye en condiciones normales a través del sistema eléctrico. El flujo de corriente que entra también debe salir en la misma cantidad e intensidad, en estos casos se dice que la diferencia calculada por el diferencial es nula. Ahora, en el momento en que ocurre un fullo, parte de la corriente fluye hacia tierra y, por lo tanto, no regresa por el neutro al diferencial.

Esto hace que la igualdad entre la corriente que ingresa al dispositivo y la corriente de salida ya no exista y provoca que el interruptor abra el circuito y corte la circulación de electricidad de manera inmediata. El tiempo de intervención desde el inicio del fallo es muy corto, del orden de milésimas de segundo en condiciones normales. Pero para eso es fundamental que los interruptores diferenciales estén correctamente instalados y en perfecto estado de funcionamiento. Por lo que se recomienda revisar periódicamente el sistema y comprobar su correcta acción en el hogar o en los sitios de trabajo.

Tipos de descargas que evita el interruptor diferencial

El interruptor diferencial protege de dos tipos de descargas eléctricas:

La descarga eléctrica por contacto directo

Ocurre cuando una persona, sea por negligencia o incumplimiento de las normas de seguridad, entra en contacto con un componente eléctrico que habitualmente mantiene tensión (voltaje). Por caso, cuando un niño toca una toma de corriente, introduce algún elemento metálico en un enchufe.

La descarga eléctrica por contacto indirecto.

Se da cuando la persona entra en contacto con un elemento o equipo eléctrico que presenta una fallo interno que causa una fuga de corriente. Esta descarga eléctrica es la consecuencia de un defecto imprevisible y no una torpeza de la persona. Por ejemplo, cuando una persona entra en contacto con una lavadora u otro equipo electrodoméstico que presenta fallos en la aislación eléctrica.

¿Qué es y cómo funciona un interruptor diferencial?
4.9 (97.14%) 7 votes
Si te ha gustado, ¡no olvides compartirlo!

¿Qué opinas tú?