¿Cómo funciona el detector de mentiras?

El instrumento de medición que se utiliza para registrar las respuestas del cuerpo humano ante diferentes estímulos se le conoce como detector de mentiras o polígrafo. Esta máquina de la verdad es capaz de medir las variaciones y los cambios que ocurren en el ritmo cardíaco, frecuencia respiratoria, presión arterial, excitaciones nerviosas, al igual que la conductancia de la piel o respuesta galvánica, incitaciones que se provocan a través de una serie de preguntas que se le realizan a la persona durante la prueba. En este artículo veremos cómo funciona el detector de mentiras.

La utilización del polígrafo se basa principalmente en las reacciones fisiológicas que tiene el cuerpo al someterse a impulsos psicológicos. Este procedimiento lo efectúa un experto llamado poligrafista a quien se le define como profesional del arte y de la ciencia de descubrir la verdad.

El polígrafo se inventó en el año 1922 por un estudiante de medicina llamado John Larson. Este detector de mentiras se utilizó por primera vez un año después de su creación para incriminar a un acusado durante un proceso jurídico.

Uso del detector de mentiras

La información que el aparato eléctrico mide se registra por medio de un rollo de papel que se traslada automáticamente por un área en la que se localizan unas agujas con tinta, las cuales se mueven de arriba hacia abajo dependiendo si disminuye o aumenta el indicador que se mida.  El sistema se asemeja a los detectores de terremotos.

En ese papel se dejan copiadas las determinadas particularidades físicas de la persona que se somete a esa prueba y se representan en tiempo real a través de gráficos. Por medio de ese método se comparan si las características del antes y del después a las preguntas variaron o sufrieron cambios.

Al realizar la prueba el polígrafo mide la contradicción en el flujo de corriente que se transmite por los dedos índices de las manos, al igual que otros múltiples parámetros. Estas reacciones son interpretadas por un sistema computarizado o por un equipo humano para determinar la veracidad del interrogado.

El uso del polígrafo es habitual en los cuerpos de seguridad y organismos de inteligencia, principalmente de Estados Unidos y otros países donde se utiliza para precisar si los presuntos delincuentes mienten o no. En esos casos se sostiene la hipótesis de que las respuestas fisiológicas de las personas sufren cambios medibles cuando está mitiendo. Mientras que en Europa se dispone del polígrafo primordialmente en la asignación de ciertos puestos de trabajo vacantes en las empresas privadas y algunos organismos de seguridad.

cómo funciona un detector de mentiras o poligrafo

Partes del detector de mentiras y su medición

El polígrafo contiene varias partes que miden las respuestas del cuerpo, estas son:

  • Galvanómetro: es el encargado de medir las señales de las pequeñas corrientes eléctricas y la desigualdad en la transpiración de la persona. Esto se realiza por medio de sensores que se colocan en los dedos índices de cada mano.
  • Cardiógrafo: este elemento del polígrafo permite medir la función del corazón, así como la tensión arterial y el ritmo cardiaco.
  • Neumógrafo: esta unidad determina la calidad, frecuencia y supresión de la respiración. La medición se ejecuta a través de un tubo que se coloca alrededor de la caja torácica y registra los movimientos que realiza el tórax.

Clases de preguntas frente al polígrafo

Las preguntas se hacen en un espacio privado, cómodo y tranquilo, en el que únicamente están presentes el poligrafista y la persona a quien se le realizará la prueba, sin la asistencia de terceros. Estas son las tres clases de preguntas que se realizan:

  • Preguntas irrelevantes: son las primeras cuestiones que se realizan, tienen poca importancia y de respuesta obvia, porque con ellas se comprueba el funcionamiento del aparato y sirven para relajar a la persona. Se pregunta el nombre, la edad o algo referente con la vestimenta que utiliza en ese momento el individuo.
  • Preguntas relevantes: son las que se realizan de manera concisa, directa y fácil de entender, debido a que están relacionadas directamente con el tema que se investiga.
  • Preguntas de control: son los últimos interrogantes que se realizan en la prueba, porque es el momento en que se vuelven a repetir las preguntas relevantes pero con otra perspectiva. Con las de control se compara la reacción de la persona. En algunos casos se excluyen preguntas relacionadas con temas de inclinación sexual, política, raciales o religiosos.

¿Es veraz utilizar el polígrafo?

Existen algunos elementos que pueden influir en los resultados al dar respuestas confusas durante la prueba frente al detector de mentiras. Estos son algunos de los factores:

  • Ingerir algún tipo de ansiolítico para calmar los nervios.
  • Mantener una respiración normal,  de 15 a 30 inhalaciones por minuto mientras se realizan las preguntas relevantes.
  • También se puede alterar la respiración mientras se hacen las preguntas de control, por lo que confundirá los resultados al comparar las respuestas del cuerpo ante las preguntas de relevancia.
¿Cómo funciona el detector de mentiras?
4.9 (97.5%) 8 votes
Si te ha gustado, ¡no olvides compartirlo!

¿Qué opinas tú?